UN POZO ES MUCHO MÁS QUE UN AGUJERO EN EL SUELO

 

Una perforación consiste en hacer un agujero en el suelo de 230mm de diámetro hasta alcanzar una corriente subterránea. Una vez conseguido el caudal suficiente, se entuba todo el pozo con PVC o hierro, dependiendo del terreno. Dejando así una perforación lista para meter una bomba y empezar a sacar agua.

Gracias a nuestra maquinaria altamente especializada para hacer perforaciones, en nuestra empresa hemos conseguido alcanzar de forma eficaz esa agua tan deseada para llenar la piscina, regar el jardín o incluso beber.

El proceso de perforar el subsuelo para extraer agua es completamente legal. Nuestro ingeniero se encarga de informarle y solicitar todos los permisos oportunos dependiendo de cada caso, para que usted no tenga que preocuparse y evitar así los dolores de cabeza burocráticos.

CADA PERFORACIÓN ES PARTE DE NOSOTROS

 

Desde 1984, año de su fundación, AGUAS SUBTERRÀNEAS C.B., muestra una gran cartera de clientes satisfechos que avala nuestra profesionalidad y eficiencia a la hora de acometer los trabajos contratados.

La empresa la formamos dos socios, Avelino y Daniel, que a su vez somos los que trabajamos a pie de campo realizando la perforación. Con lo que realizamos cada trabajo con la misma ilusión y cariño con la que haríamos una perforación para nosotros mismos.